15 junio, 2010

LA AGILIZACION DEL LEVANTE ADUANERO

I.LEVANTE ADUANERO: Empecemos definiendo esta institución jurídica aduanera, reconocida en la ley como el acto por el cual la autoridad aduanera autoriza a los interesados a disponer de las mercancías de acuerdo con el régimen aduanero solicitado. Siendo así tenemos entonces que se deben cumplir estricta y obligatoriamente cada una de las formalidades aduaneras para poder obtener el citado levante. Su otorgamiento permite dar por concluido el despacho aduanero.
Efectuada esta definición podemos analizar en las siguientes líneas las nuevas disposiciones previstas en el Decreto Legislativo N° 1053 que permitirán lograr que se agilice el otorgamiento del levante aduanero en beneficio de los usuarios del comercio exterior.

II. LEVANTE EN 48 HORAS: Desde la entrada en vigencia del Acuerdo de Promoción Comercial suscrito entre Perú y Estados Unidos de América sabíamos que existía el compromiso de crear un mecanismo ágil que le permita al importador realizar el desaduanaje de sus mercancías en un plazo no mayor de 48 horas.
Lo cual ha ocurrido en la novísima legislación aduanera pero sujeta al cumplimiento estricto de los siguientes requisitos para su validez:
a) Presentación de la garantía global o específica previa a la numeración de la declaración
b) Transmitir el manifiesto de carga antes de la llegada del medio de transporte
c) Numerar la declaración antes de la llegada del medio de transporte
d) Contar con toda la documentación requerida por la legislación aduanera para el despacho de la mercancía, incluyendo los requisitos previstos para las mercancías restringidas de conformidad con la ley de la materia.
e) Que no se haya dispuesto sobre la mercancía una medida preventiva o la suspensión del despacho.
En consecuencia podemos advertir que sólo podrán acceder al levante aduanero en 48 horas quienes presenten una garantía previa a la numeración de la declaración y además se sometan a la modalidad de despacho anticipado.

III. LEVANTE DE ENVIOS DE ENTREGA RÁPIDA: Se trata de un procedimiento aduanero separado y expedito para los envíos de entrega rápida que en circunstancias normales permita su despacho aduanero dentro de las seis (06) horas siguientes a la presentación de los documentos aduaneros necesarios, siempre que el envío haya arribado.
Lo que es importante destacar en este procedimiento es que los usuarios gozarán de una inafectación tributaria cuando de trate de envíos de entrega rápida realizados en condiciones normales siempre que constituyan:
1)Correspondencia, documentos, diarios y publicaciones periódicas, sin fines comerciales.
2) Mercancías hasta por un valor de doscientos y 00/100 dólares de los Estados Unidos de América (US$ 200,00).
Tenemos entonces que bajo este procedimiento se privilegia la inmediatez en conceder el levante aduanero en sólo seis horas para aquellas mercancías que hayan arribado al país, en la medida que cuenten con toda la documentación completa para su desaduanaje.

IV. RECONOCIMIENTO FISICO DE OFICIO: Es una estupenda medida que sin duda fortalecerá aún más la agilización del levante aduanero, dado que será aplicable para aquellos casos en los que el despachador de aduanas no se presente al reconocimiento físico programado por la Administración Aduanera. Existe por lo tanto la obligación legal atribuida a la administración del área designada por la Administración Aduanera dentro de la zona primaria para poner las mercancías a disposición de la autoridad aduanera y participar en el citado acto de reconocimiento físico.
Sin duda cuando se implemente este mecanismo en su totalidad le permitirá dar mayor fluidez a los despachos aduaneros, para lo cual se requiere necesariamente el apoyo de los depósitos temporales, quienes deberán brindar las facilidades logísticas y operativas para que se ejecute esta disposición en beneficio de los dueños o consignatarios.

V. LEVANTE CON GARANTIA PREVIA A LA NUMERACION: Este es quizás el cambio más importante en materia de agilización del levante, dado que en los casos que las obligaciones de pago correspondientes a la declaración se encuentren garantizadas (sea con garantía global o específica) y se cumplan los demás requisitos exigibles para el despacho aduanero, entonces se autorizará el levante antes de la determinación final del monto de la deuda tributaria aduanera.
Esta medida nos permite evidenciar que la facilitación del comercio exterior es una realidad por lo que debemos detenernos unos instantes a desarrollar la naturaleza de estas garantías que sustentan la numeración de la declaración aduanera.
Las garantías aduaneras que están reguladas en el artículo 160° de la Ley General de Aduanas están destinadas en principio a sustentar el despacho aduanero de importación para el consumo. Garantizan la deuda tributaria aduanera, derechos antidumping y compensatorios, percepciones y demás obligaciones aplicables a este régimen.
Las obligaciones cubiertas por las precitadas garantías podrán ser deudas tributarias aduaneras determinadas dentro del plazo de culminación del despacho y/o dentro las determinadas durante la fiscalización posterior al despacho, que son conocidas también como las acciones de control extraordinario.

Para fines de presentar estar garantía en función a las necesidades propias del dueño o consignatario, es importante mencionar que se han previsto hasta dos tipos de garantías:
a) Garantía global: cuando asegura cuando asegura el cumplimiento de las obligaciones vinculadas a más de una declaración y tiene como plazo de vigencia no mayor a un año.
El monto de esta garantía debe ser no menor a un porcentaje del monto de las deudas tributarias aduaneras y/o recargos registrados durante los doce meses anteriores al inicio del trámite de presentación de la garantía más un porcentaje por riesgo.
b) Garantía específica: cuando asegura el cumplimiento de obligaciones derivadas de una declaración o solicitud de régimen aduanero y tiene como plazo de vigencia no mayor a tres meses.
El monto de esta garantía debe ser no menor a un porcentaje del valor de la mercancía fijado en función del riesgo del usuario, más el monto de la deuda tributaria aduanera y recargos.
Es oportuno mencionar que con la adopción cualquiera de estas modalidades de garantía, el dueño o consignatario podrá contar con una cuenta corriente para efecto de poder ir financiando sus declaraciones aduaneras de importación para el consumo. La estructura de la citada cuenta corriente deberá comprender básicamente dos rubros: el monto operativo y el monto de seguridad.
Las posibilidades de ejecución de la garantía son remotas en la medida que aquel dueño o consignatario tendrá como plazo para pagar la deuda tributaria aduanera sin intereses hasta el día veinte del mes siguiente de numerada la declaración aduanera, toda vez que la exigibilidad de las deudas garantizadas recién se produce al vigésimo primer día del mes siguiente de numerada la declaración.
Ahora bien, si de todas maneras se decide ejecutar la garantía por falta de pago de la deuda tributaria aduanera por parte del dueño o consignatario dentro del plazo mencionado en el párrafo anterior, entonces se debe respetar la regla de imputación prevista en la ley, donde se señala el siguiente orden de prelación:
1. Intereses Moratorios o Compensatorios
2. Derechos arancelarios y demás impuestos a la importación para el consumo
3. Multas
4. Percepciones del IGV
5. Tasa de Despacho Aduanero
6. Derechos Antidumping y compensatorios provisionales o definitivos
7. Demás obligaciones de pago relacionadas con el ingreso o salida de mercancías encargadas a la Administración Aduanera o que correspondan a ésta

Finalmente, coincidimos con la opinión de los expertos en el sentido que estas medidas de agilización del levante aduanero contribuirán al lograr consolidar el principio básico de la facilitación del comercio exterior que inspira el desarrollo de la Ley General de Aduanas aprobada por el Decreto Legislativo N° 1053. Sin duda, se vienen tiempos de cambios positivos y mejora continua en los despachos aduaneros, lo cual evidentemente nos entusiasma a los estudiosos del Derecho Aduanero, dado que estos cambios contribuirán a dotar a todos los operadores de comercio exterior de nuevos servicios aduaneros de excelencia.

....................................................................................................................................




  • Mag. Javier Gustavo Oyarse Cruz. Docente de la UPC, USMP y CAEN.


  • Publicado en Revista Logista. Año 1. N° 1. Publicación Trimestral Junio – Agosto 2010.