24 noviembre, 2011

EL Despacho Aduanero de las Donaciones

ASPECTOS CONCEPTUALES.
Las donaciones constituyen una liberalidad ejercida por un determinado donante quien motivado por la caridad o fines humanitarios decide entregar a otra persona natural o jurídica un bien material o dinero para el cumplimiento de sus propios fines y para su perfeccionamiento, requieren que sean aceptada dicha donación por la persona beneficiaria[1].
Cuando dichas donaciones provienen del extranjero, interviene también la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), la misma que según Ley N° 27692 es el ente rector de la cooperación técnica internacional y tiene la responsabilidad de conducir, programar, organizar y supervisar la cooperación internacional no reembolsable, en función de la política nacional de desarrollo, en el marco de las disposiciones legales que regulan la cooperación técnica internacional.
Desde el punto de vista tributario, las donaciones están exoneradas del pago de derechos arancelarios, especialmente las donaciones efectuadas a las entidades del Sector Público Nacional, con excepción de las empresas públicas, así como a las entidades religiosas y las fundaciones legalmente establecidas, cuyo instrumento de constitución comprendan alguno o varios de los siguientes fines: educación, cultura, ciencia, beneficencia, asistencia social y hospitalaria conforme a lo dispuesto en el Artículo 147º incisos e) y f) de la Ley General de Aduanas aprobada por el Decreto Legislativo N° 1053.
Las mercancías donadas provenientes del extranjero, consignadas al Gobierno Central, Gobiernos locales, Instituciones y Organismos Públicos, así como las donadas por concepto de Cooperación Técnica Internacional y las consignadas a Instituciones Privadas debidamente acreditadas en sus respectivos sectores, dedicadas a fines asistenciales o educacionales en forma gratuita, gozan del tratamiento preferencial en el despacho aduanero y están libres de pago de derechos arancelarios, según lo dispuesto en el Decreto Ley Nº 21942.
Asimismo, es oportuno comentar que las donaciones tampoco están gravadas con el Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo, en los siguientes supuestos:
a)La Importación de Bienes donados a entidades religiosas
b)La importación de Bienes efectuada con financiación de donaciones del exterior, siempre que estén destinados a la ejecución de obras públicas por convenios realizados conforme a acuerdos bilaterales de cooperación técnica celebrados entre el Gobierno de Perú y otros Estados u Organismos Internacionales Gubernamentales de fuentes bilaterales y multilaterales.
c)La Importación o transferencia de bienes que se efectúe a título gratuito a favor de entidades y dependencias del Sector Público, excepto empresas, siempre que sea aprobada por Resolución Suprema refrendada por el Ministro de Economía y Finanzas y por el Ministro del Sector correspondiente.
ASPECTOS PROCEDIMENTALES.
Los donantes nacionales o extranjeros interesados en realizar donaciones de mercancías provenientes del exterior, deben inicialmente tomar contacto con las entidades peruanas públicas o privadas (donatarias) autorizadas a recibir y canalizar donaciones en el Perú. Luego de establecido este primer contacto, el donante remite al donatario una Carta de Donación para que éste último realice los trámites conducentes a la nacionalización de las mercancías donadas.
Cabe precisar que si la mercancía donada constituye mercancía restringida, el donatario debe gestionar ante el Sector Competente la emisión del documento autorizante con la debida anticipación a la llegada de la mercancía a nuestro país para evitar contratiempos o demora en el despacho aduanero[2].
Cuando la donación está dirigida a una entidad del sector público, el donatario debe presentar una solicitud al Sector correspondiente para la emisión de la Resolución de Aprobación de la Donación. Siendo importante mencionar que si el donatario es una entidad religiosa, no requiere tramitar la precitada Resolución.
Ahora bien, si nos remitimos en estricto al procedimiento de despacho aduanero para las donaciones;[3] veremos que inicialmente parte del supuesto que la entidad beneficiaria de las donaciones cuenta con toda la documentación que exige la ley para obtener el levante aduanero de las mercancías sin mayor inconveniente ante la Administración Aduanera. Por ello menciona que el dueño o consignatario al solicitar acogerse al beneficio tributario debe invocar el código liberatorio que le corresponda adjuntando entre otros, los siguientes documentos:
- Copia autenticada de la Resolución de aceptación o aprobación de la donación del Sector Competente, o por delegación, de la Oficina de Cooperación Técnica o Presupuesto o las que hagan sus veces; o
- Copia simple de la Resolución Suprema. En los casos que la Resolución Suprema hubiere sido publicada en el Diario Oficial "El Peruano" a la fecha del despacho, o a la fecha de regularización del mismo, el consignatario puede presentar una fotocopia de dicha publicación. Es importante mencionar que la precitada Resolución de aceptación o aprobación de la Donación es válida sólo para aquellas mercancías detalladas en la misma.
En caso que la mercancía donada haya llegado al Perú y el beneficiario no cuente con la Resolución Autorizante, entonces tiene la opción de presentar una garantía aduanera que le permita obtener el levante sin perjuicio de gestionar y obtener la Resolución respectiva, para lo cual, el beneficiario debe invocar el procedimiento de impugnación de derechos.[4]
En ese sentido, en caso las entidades o instituciones receptoras no cuenten con la respectiva "Resolución de aceptación o aprobación de la donación" por encontrarse aún en trámite ante el Sector correspondiente, por excepción la Administración Aduanera puede autorizar el despacho de las mercancías con la presentación de los siguientes documentos:
a) Copia de la Solicitud de Aceptación o Aprobación de la Donación en la que conste el cargo del Sector correspondiente que acredite el trámite para la expedición de dicha Resolución,b) La garantía aduanera[5] que respalde dicho despacho, pudiendo ser cualquiera de las modalidades previstas en el artículo 211º del Reglamento de la Ley General de Aduanas.c) Copia autenticada de la Constancia de Inscripción en el registro correspondiente.
Cuando por alguna causa ajena al beneficiario, la Resolución de Aceptación o Aprobación no hubiera sido expedida por el Sector competente dentro del plazo quince días[6], entonces el beneficiario puede optar por solicitar la suspensión del plazo para regularizar el mencionado despacho de conformidad con lo estipulado en el artículo 138º de la Ley General de Aduanas.
Sin perjuicio de lo expuesto, debemos mencionar que es obligación del agente de aduanas, despachador oficial o beneficiario de la donación cumplir con regularizar el despacho dentro de los diez (10) días[7] de recibida la Resolución de aceptación o aprobación de la donación, bajo apercibimiento de perder este tratamiento excepcional para aquellas importaciones que realice posteriormente.
La complejidad del procedimiento que hemos descrito se presenta cuando el Sector Competente no cumple oportunamente con emitir la respectiva Resolución autorizante. En este caso recurrimos al artículo 2° de la Ley N° 28095, norma que estipula en su último párrafo que transcurridos treinta (30) días, desde la fecha de levante de las mercancías, sin que el sector haya emitido la resolución de aceptación y/o aprobación según corresponda, se considerará que la donación ha sido aceptada o aprobada y se procederá a regularizar el despacho para efectos tributarios y aduaneros, sin perjuicio de las acciones administrativas, civiles y penales y de cualquier índole que correspondan a la entidad que debió aprobar o aceptar la donación.
A MANERA DE CONCLUSIÓN.
Tenemos entonces que existe para el despacho aduanero de las donaciones provenientes del exterior un tratamiento excepcional por parte de la Administración Aduanera en estricto cumplimiento de la Ley N° 28095 y los procedimientos específicos que hemos desarrollado en los párrafos precedentes. Lo cual se explica, dado que la facilitación del despacho aduanero de las mercancías provenientes del exterior que ingresan al país en el marco de la cooperación internacional no reembolsable a título de donación debe gozar siempre de este tipo de privilegios, precisando que los beneficiarios son entidades del sector público con excepción de las empresas que conforman la actividad empresarial del Estado; así como aquellas Entidades e Instituciones Extranjeras de Cooperación Internacional - ENIEX, Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo Nacionales - ONGPERU; Instituciones Privadas sin fines de lucro receptoras de donaciones de carácter asistencial o educacional – IPREDAS cumpliendo siempre con la formalidad de encontrarse inscritas en el registro correspondiente que tiene a su cargo la Agencia Peruana de Cooperación Internacional – APCI.
-------------------------------------------------------------------
[1] Definición que se recoge del artículo 618° del Código Civil.
[2] Para tal efecto debe observarse el plazo estipulado en el primer párrafo del artículo 4° de la Ley N° 28095.
[3] Procedimiento Específico INTA-PE.01.02.
[4] De conformidad con el Procedimiento Específico IFGRA-PE.29 que regula dicha materia.
[5] Para el despacho de mercancías donadas a que se refiere la Ley N° 28095, la SUNAT aceptará el otorgamiento de garantías nominales, salvo que la entidad beneficiaria tenga garantías requeridas pendientes de honrar, otorgadas para facilitar el despacho de donaciones anteriores.
[6] Plazo que hemos recogido de lo estipulado en el numeral 8) del rubro VII Descripción del Procedimiento Específico INTA-PE.01.02
[7] Plazo que hemos recogido de lo estipulado en el numeral 9) del rubro VII Descripción del Procedimiento Específico INTA-PE.01.02
-----------------------------------------------------------------------------------------------
Autor: Mag. Javier Gustavo Oyarse Cruz
Publicado en la Revista Análisis Tributario AELE. Vol. XXIV N° 286. Noviembre 2011.
Share:

2 comentarios:

  1. EL Despacho Aduanero de las Donaciones es un tema sin lugar a duda muy importante para todas personas naturales o juridicas que se beneficien en cierto grado, el procedimiento para enviar una donacion o recibirla no es muy complicado, sin embargo siempre existira un obstaculo, en el caso peruano es que NO RESPONDEMOS CON RAPIDEZ FRENTE A TRAMITES DE DESPACHO y que tiene como resultado demoras en el embarque o la entrega de las donaciones que en cierta forma SON NECESIDADES QUE DEBEN SER CUBIERTAS CON URGENCIA, otro gran dolor de cabeza es que a pesar de que las donaciones sean recibidas conforme los papeleos por lo cual tiene que pasar para llegar a su beneficiario final son muy lentos, tardan hasta años cuando se trata de dinero esto es algo incomprensible que el Gobierno nunca podra respondernos pues la corrupcion esat por todos lados.
    Debemos tomar conciencia que nosotros futuros emprendedores y profesionales estamos siendo preparados para responder y tomar acciones que garanticen en todo proceso "EL EXITO", los problemas de tecnologia, informacion y comunicacion no solo recae en el gobierno sino en cada uno se sus habitantes pues no utilizamos al maximo las herramientas que tenemos.

    "Para cambiar al pais, hay que empezar cambiando uno mismo"

    Att: Joselyn Untiveros

    ResponderEliminar
  2. Muy buen articulo profe,con su permiso lo comparto.
    Gracias

    ResponderEliminar

Publicaciones destacadas

DRAWBACK: insumos con tasa arancelaria cero

I.    Introducción. Algunos exportadores opinan que resulta innecesario declarar aquellos insumos que ingresaron a nuestro país con ta...

Entradas populares