16 noviembre, 2011

LA REGALÍA MINERA

Como bien sabemos, los minerales son elementos inorgánicos que tienen una composición química única que los diferencia radicalmente de las rocas. Los minerales metálicos provienen directamente de la naturaleza y se encuentran siempre en estado sólido. Tenemos como ejemplos de este tipo de minerales, a aquellos que el Perú exporta permanentemente al mundo como el oro, plata, cobre, hierro, etc. La extracción y exportación de estos minerales metálicos explican en parte el crecimiento económico de nuestra patria; haciéndonos partícipes de un notorio éxito en los negocios internacionales.
Pero también existen los minerales no metálicos que se extraen por sus características físicas y químicas, siendo de mucha utilidad en la actividad industrial, al mezclarlos con otros componentes para la producción de los más diversos materiales. Así tenemos como ejemplos de este tipo de minerales no metálicos al azufre, boro, carbonato de calcio, carbonato de litio, cloruro de sodio, nitratos y yodo entre otros.
El actual gobierno ha emitido recientemente el marco legal que permite regular la regalía minera, definiéndola como aquella contraprestación económica que los sujetos de la actividad minera están obligados a pagar al Estado Peruano por la explotación de los recursos minerales metálicos y no metálicos.
Dentro de este marco normativo, son considerados como sujetos de la actividad minera los titulares de las concesiones mineras y los cesionarios que realizan actividades de explotación de recursos minerales metálicos según lo establecido en el Título Décimo Tercero del Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería, aprobado por el Decreto Supremo N° 014-92-EM y normas modificatorias. Dicho término también incluye a las empresas integradas que realicen dichas actividades.
La Ley N° 29788 determina que la regalía minera debe ser calculada sobre la utilidad operativa trimestral de los sujetos de la actividad minera, considerando los trimestres calendarios siguientes: enero-marzo, abril-junio; julio-setiembre y octubre-diciembre, en base a la tasa efectiva que se estipula en el Anexo de la precitada ley. Dicha utilidad operativa se obtiene al deducir de los ingresos generados por las ventas de los recursos minerales realizadas en cada trimestre calendario; el costo de ventas y los gastos operativos, incluidos los gastos de ventas y los gastos administrativos incurridos para la generación de dichos ingresos.
Para tal efecto, los sujetos de la actividad minera tienen la obligación de presentar la declaración y efectuar el pago de la regalía minera correspondiente a cada trimestre, dentro de los últimos doce días hábiles del segundo mes siguiente al nacimiento de dicha obligación tributaria. Y en caso de vencerse dicho plazo, se le aplicará la Tasa de Interés Moratorio que ha fijado la SUNAT para las demás obligaciones tributarias que administra o recauda. Dicha declaración debe contener necesariamente la determinación de la base de cálculo de la regalía minera.
Finalmente, debemos mencionar que el monto efectivamente pagado por concepto de esta regalía minera será considerado como gasto para efectos del impuesto a la renta en el ejercicio correspondiente; en consecuencia, dicho gasto será deducible en el ejercicio en que se pague la regalía.



http://tributacionperuamatos.blogspot.com/2011/10/decreto-supremo-180-2011-ef-modifican.html
********************************************************************
Autor: Mag. Javier Gustavo Oyarse Cruz. Docente UPC y USMP. Negocios Internacionales.
Share:

6 comentarios:

  1. De acuerdo a lo leído, los minerales son recursos muy importantes para el Perú, pues estos son explotados y extraídos por empresas privadas, para su venta.
    El actual gobierno tomo una decisión importante acerca de cobrar un impuesto a las empresas, llamadas regalías, que es un cobro a las empresas mineras, una contraprestación la cual están afectos todas estas empresas, que explotan nuestros recursos minerales, que tiene como fin lucrativo.
    Por ello este marco legal decretado por el estado, es una buena decisión, ya que las empresas deben contribuir con el país de donde extraen sus recursos, de tal manera mediante un impuesto llamado regalía, el cual será cobrado cada trimestre de las utilidades obtenidas de la empresa.
    Las regalías que las empresas privada mineras paguen servirán como un ingreso más para el Perú, esto no significa que el estado está atemorizando a las empresas o las inversiones extranjeras del sector minero, sino que trata de darle valor a los recursos del Perú, ya que son las empresas quienes explotan los minerales metálicos y no metálicos del Perú.
    De tal manera que mientras se respete este pago cada trimestre, el estado no tendrá más intervenciones, solo busca beneficiarse económicamente, para poder incrementar sus ingresos ya la vez solventar los demás gastos económicos con ello.
    La sunat participa como ente regulador de este pago, pues si una empresa se demora en pagar tendrá una mora incluida que pagar; como se recala nuevamente el estado como una buena decisión al incluir esta obligación como pago de regalías, sin embargo, no sería adecuado que estos se incrementen tanto, ya que las empresas se verían muy afectadas, y esto si generaría perdidas en inversiones privadas en el sector minero y a la vez protestas.
    Esta intervención del estado si fue beneficiosa, pero se recomienda no intervenir tanto, para no generar problemas con el sector minero.
    (katherine ramirez porras 10V)

    ResponderEliminar
  2. En el Perú, se proporcionó la Ley de Regalías Mineras “Ley 28258”, la cual ha marcado un cambio en la política fiscal frente a la explotación de los recursos naturales minero-metalúrgicos (tanto Metálicos y No- Metálicos), donde tal vez no es suficiente. Es decir, se debe pagar por cada unidad de mineral extraído, según su valor de realización o venta, diferenciando los porcentajes de pagos de las empresas en tres rangos. Donde no es suficiente y requiere un nuevo análisis-debate, de reconversión, de replanteamiento o de reestructuración de la ley. Pues los pagos se determinan en rangos de 1%, 2% y 3%: el de mayor rango corresponde a empresas con ventas que superan los 120 millones de dólares anuales. (No siendo solo un tema solo Político, sino especialmente es un tema de debate económico-financiero, técnico, administrativo y legal, al igual que el de las Sobreganancias Mineras).

    ALCANZAMOS EL SIGUIENTE APORTE-SUGERENCIA:
    • Cambiar los RANGOS que superen de 6% al 12%.
    • Otorgar Regalías Extras principalmente a 3 Metales: ORO 12%, Cobre 8%, Plata 5%.
    • Crear un FONDO SOCIAL: Fondo de Regalías Mineras, que funcione como mecanismo de compensación a favor de las regiones donde se extraen los minerales en Perú.
    • Que todas las Regiones del país alcancen PROYECTOS SOSTENIBLES de producción, de servicios, de progresión y de proyección humana y social, trascendentes. A través de las participaciones de las Empresas, las Organizaciones Afines, las Instituciones Profesionales, las Entidades Representativas de la Sociedad Civil Organizada (Previos debates hagan llegar planteamientos, Aportes, Alcances, Sugerencias, Propuestas o Proyectos coherentes, coordinados y concertados TECNICAMENTE), al igual que los Gobiernos Locales y Regionales, el LEGISLATIVO (Congreso de la República) y el EJECUTIVO (Presidencia de la República y el Consejo de Ministros), permitan cambiar la historia a favor del Perú, de todos los Peruanos, de todas las Regiones, especialmente a favor de las próximas generaciones, PUDIERAN CONCERTAR y/o PONERSE DE ACUERDO; dado que encontrándose los metales en alza en el mercado mundial, encuentren los mecanismos más apropiados de compensación para la REESDISTRIBUCIÓN EQUILIBRADA de los beneficios de las Empresas Mineras a favor del pueblo peruano.
    MARISOL TOLEDO ESPINOZA

    ResponderEliminar
  3. Buen día profesor Javier Oyarse Cruz.
    Es muy interesante el tema de las regalías mineras ya que está estrechamente relacionado al aspecto de comercio internacional como lo ha mencionado usted en el artículo, se hace mención también que los minerales son recursos primordiales para nuestro País, ya que serán objeto de comercialización luego de su extracción y explotación.
    Nuestro actual gobierno recientemente ha tomado una decisión substancial que está referida al cobro de un impuesto (regalías) a las empresas mineras privadas que realizan la explotación de recursos minerales, para que luego lo comercialicen en diversos países.
    Se sabe que el estado al implantar esta ley busca incrementar los ingresos del País y esto es beneficioso ya que hace posible que el gobierno pueda invertir, para eso las empresas deberán contribuir con su País realizando el pago cada cierto tiempo según lo establecido. No se debe pensar que el hecho de pagar un impuesto generará un descontento para la actividad minera , de ninguna manera ya que esto contribuye al gran desarrollo del País , y con ello darle un gran valor a los recursos que son extraídos y explotados por las empresas que serán encargadas de realizar los pagos.
    Es importante mencionar que el papel que desempeña SUNAT es de vital importancia ya que es el ente que se encarga de regular el proceso de pago, es decir cumple funciones relacionadas por ejemplo al tiempo limite para el pago de impuestos por parte de las empresas y de no cumplir con lo establecido dicha empresa tendrá que realizar el pago de la mora y esto afectará a la empresa y daría lugar a las perdidas en las inversiones.
    Por ello mientras se cumpla este pago cada trimestre según lo establecido , el estado no intervendría , solo busca beneficiarse económicamente , para poder contribuir al desarrollo económico a nivel internacional , e incrementar sus ingresos.
    Para finalizar es bueno hacer mención de que la intervención del estado es interesante e importante pero ello no significa sobrepasarse, ya que de esta manera se originarían diversos problemas que dañarían a las empresas del sector minero y con ello también el proceso comercial del País que es generador del desarrollo económico.


    att.

    YERIKA YESENIA RODRIGUEZ FELIPE
    USMP- ECONOMIA Y COMERCIO INTERNACIONAL /V11

    ResponderEliminar
  4. Desde mi punto de vista estoy de acuerdo con las regalías que se imponen a las empresas que explotan los recursos naturales de nuestro suelo peruano y que eso ayude a la economía del Perú.
    En lo que yo discrepo es que no todas las empresas que se dedican a este rubro cumplen con las medidas de desarrollo con las comunidades aledañas hay casos que comunidades se enferman o sufren de males que son producidos por este tipo de trabajos mineros.
    Si bien es cierto este tipo de extracción de minerales es muy importante para la economía peruana también debemos rescatar la salud, bienestar y desarrollo de las comunidades que están cercas de estas empresas mineras.
    Es por ello que se debe tomar medidas que vean por el bienestar de la población porque a mi parecen no solo el hecho te pagar las regalías se soluciona el tema sino está el hecho de estas empresas mineras posean un sentido social con el lugar que los acoge y en que gran parte sufren la explotación de los minerales.
    En conclusión termino mi participación en que el estado hace muy bien en cobrarles impuestos a las empresas mineras pero también que con ese mismo ímpetu pongan reglas claras en cuanto al desarrollo y bienestar de las comunidades aledañas y no que solo sea algunas empresas que cumplan eso sino todas sin excepción.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Por: Felipe Tuesta Espinoza (USMP ECI-12V)

    Buen día profesor Oyarse:

    Para comenzar, agradecerle la oportunidad de poder comentar en su blog. El tema de las regalías en el Perú es un tema polémico. El Perú es un país que vive de la actividad minera ya que es nuestro recurso más valioso y abundante. Si bien es cierto que las utilidades por parte de las concesiones mineras son elevadas, también es conocido que existen impuestos para facilitar el desarrollo y crecimiento de las comunidades de la región. Sin embargo estos impuestos no son necesariamente utilizados con tales fines, ya que no se refleja en la realidad.
    Hay tres puntos de los que me valgo para analizar la buena armonía entre las actividades mineras, el Estado y las regiones. El primero evoca a los incentivos a la inversión. Durante las elecciones presidenciales el hoy gobierno humalista declaró que se impondría un nuevo impuesto a las sobreganancias mineras. Las políticas que debe asumir el nuevo gobierno es motivar a la inversión privada y no amenazar el progreso de las comunidades regionales, como se dijo en un principio. Felizmente no sucede hasta el momento. Porque lo que se conseguiría con aumentar las regalías u otros impuestos a las actividades mineras sería desmotivar a los inversionistas, que buscarían nuevos mercados con mayores facilidades y menos impuestos; como es el caso de Chile, que posee impuestos más bajos a comparación del Perú. Este sigue siendo una ventaja que nuestro vecino país del sur obtiene bajo mi primer punto de vista.

    El siguiente punto consiste en el desarrollo de las regiones. Es conocido que las concesiones mineras deben preocuparse por la comunidad en donde se establece la actividad. Si bien la empresa paga impuestos para el progreso de la comunidad que la rodea, la realidad cambia la perspectiva. Si no basta pasearse por las comunidades andinas (que son las zonas de mayor actividad minera) y toparse con pobreza, hambre, daño a la salud e ignorancia. Este malestar de falta de desarrollo, progreso y mejor calidad de vida es ilógico si se contrasta con los impuestos que paga una concesión –son pocas las excepciones-. Aquí el problema radica en una mala malversación de las arcas del gobierno regional y local, lo que desencadena una maraña de insatisfacciones y protestas por parte de la población. En vez de estar pagando todos los impuestos a los gobiernos locales y regionales, lo que a la larga se convierte en burocracia, convendría que las políticas del gobierno apunten a que empresas mineras gasten ese dinero en obras de infraestructura y tecnología para menguar esta dura realidad. Lamentablemente es sabido –y sin ánimo de parecer comunista- las concesiones mineras prefieren que la gente sea ignorante. El descontento de la gente, ya sea por contaminación ambiental o por falta de desarrollo conlleva al último punto: la aceptación de la concesión por parte su población.

    ResponderEliminar
  6. Continuando con el tercer punto. La concertación entre ambas partes es importante para que se desarrolle de forma correcta la actividad minera; muchos son los casos que se ven a diario en los noticieros de confrontaciones entre población y concesión minera, porque los primeros piensan que dañarán su medio ambiente o sustraerán todos sus recursos de forma indiscriminada. La realidad es que las nuevas técnicas en manejo de mineras permiten generar un impacto cero en el medio ambiente mediante tecnología avanzada (A veces una concesión no está dispuesta a invertir en dicha tecnología por desaliento en base a los altos impuestos que genera el estado peruano). Por eso deben cumplirse a cabalidad las leyes que emite el gobierno, para que la población esté segura de la conveniencia de tener en su comunidad una empresa minera.

    Para concluir mi comentario y sin desviarme mucho del tema, debo mencionar que las regalías mineras son importantes para el desarrollo de toda la nación y siempre deben estar dispuestas a favor de la comunidad; además el Estado debe dar concesiones a empresas que respeten el medio ambiente y que tengan la responsabilidad de responderle efectivamente a su población.
    Nuevamente, gracias por la oportunidad. Saludos cordiales.

    Felipe Tuesta Espinoza (USMP ECI-12V)

    ResponderEliminar

Publicaciones destacadas

DRAWBACK: insumos con tasa arancelaria cero

I.    Introducción. Algunos exportadores opinan que resulta innecesario declarar aquellos insumos que ingresaron a nuestro país con ta...

Entradas populares