15 julio, 2012

PRINCIPALES ASPECTOS MODIFICADOS EN LA LEGISLACION ADUANERA


            I.   INTRODUCION
La tradición en nuestra vida republicana es que todos los gobernantes durante su mandato, siempre han realizado modificaciones a la legislación aduanera y tributaria. Para no remontarnos tanto al pasado, citamos como ejemplos que refuerzan nuestra afirmación, al Gobierno de Alberto Fujimori que emitió el Decreto Legislativo N° 809; luego el Gobierno de Alejandro Toledo emitió el Decreto Legislativo N° 951 y finalmente el Gobierno de Alan Garcia que aprobó el Decreto Legislativo N° 1053.   
Actualmente observamos que continúa dicha tradición, cuando el gobierno de turno recibe del Congreso de la República facultades  delegadas mediante la Ley N° 29884 para que pueda legislar en materia tributaria, aduanera y de delitos tributarios y aduaneros por un plazo de cuarenta y cinco (45) días calendario.  Llegando a emitir bajo este marco normativo el Decreto Legislativo N° 1109.
II. DESARROLLO DE LOS PRINCIPALES ASPECTOS ADUANEROS MODIFICADOS
El legislador nos presenta una primera aproximación respecto al diseño de sistema aduanero que pretende lograr en el corto plazo. Por lo que consideramos oportuno comentar alguna de las principales modificaciones que contiene el Decreto Legislativo N° 1109 con el propósito de contribuir a la difusión de sus alcances.
     1. Modificaciones referidas a operadores de comercio exterior:
Obligaciones Generales de los operadores de comercio exterior.
En este aspecto se precisa el plazo (5) días para comunicar la revocación del Representante Legal o la culminación del vínculo contractual con el auxiliar registrado ante la Administración Aduanera.  Asimismo, se precisa que los mencionados operadores de comercio exterior están obligados a someter las mercancías a control no intrusivo a su ingreso, traslado o salida del territorio nacional.
Obligaciones Específicas de los Agentes de Aduana
Queda derogada la obligación de comunicar a la Administración Aduanera el nombramiento y la revocación del representante legal y de los auxiliares dentro del plazo de diez (10) días contados a partir del día siguiente de tomado el acuerdo.
De otro lado se precisa que la Administración Aduanera podrá requerir, al Agente de Aduana, la entrega de todo o parte de la documentación que conserva, antes del plazo señalado (o sea cinco años), en cuyo caso la obligación de conservarla estará a cargo de la SUNAT.
Y por excepción, determinados documentos se pueden conservar en copia, conforme lo establezca el Reglamento, siempre que responda a la naturaleza de la operativa.
Obligaciones específicas de las empresas de servicios postales
Queda derogada la obligación de remitir a la Administración Aduanera los originales de las declaraciones y la documentación sustentatoria de los envíos remitidos a provincias que no tengan en ésta una sede de la Administración Aduanera.
Y se precisa la obligación de presentar o transmitir a la Administración Aduanera la solicitud de rectificación de errores del documento de envíos postales desconsolidado de acuerdo a lo que establezca su Reglamento.
    2.  Modificaciones vinculadas al despacho aduanero:
Reembarque para mercancías de importación restringida
Se precisa que por excepción será reembarcada, dentro del término que fije el Reglamento, la mercancía destinada a un régimen aduanero que, como consecuencia del reconocimiento físico, se constate que su importación se encuentre restringida y no tenga la autorización del sector competente, o no cumpla con los requisitos establecidos para su ingreso al país. Siendo importante destacar que la norma modificatoria estipula que en ningún caso, la autoridad aduanera podrá disponer el reembarque de la mercancía cuando el usuario  obtenga la autorización y/o cumpla con los requisitos señalados en el párrafo anterior, incluso si se lleva a cabo durante el proceso de despacho, salvo los casos que establezca el reglamento.
Llegada del medio de transporte a territorio aduanero
La norma estipula que las compañías transportistas o sus representantes comunican a la autoridad aduanera la fecha y hora de la llegada del medio de transporte al territorio aduanero en la forma y plazo establecidos en el Reglamento, siendo resaltante el hecho que en esta oportunidad, se libera de dicha responsabilidad al transportista cuando la Administración Aduanera cuente con dicha información.
Despacho Anticipado de Importación para el Consumo
Se reitera que los regímenes de importación para el consumo, admisión temporal para perfeccionamiento activo, admisión temporal para reimportación en el mismo estado, depósito aduanero, tránsito aduanero y trasbordo, podrán sujetarse al despacho aduanero anticipado. Para tal efecto, las mercancías deberán arribar en un plazo no superior a quince (15) días calendario, contados a partir del día siguiente de la fecha de numeración de la declaración; vencido dicho plazo las mercancías serán sometidas al despacho excepcional.
La novedad consiste en que se exceptúa del mencionado plazo de arribo de la mercancías a nuestro país cuando se presente un caso fortuito o fuerza mayor debidamente acreditados ante la Administración Aduanera, conforme a lo que establezca el Reglamento.
La declaración aduanera y nuevas formas de rectificación de datos
En principio se reitera que los documentos justificativos exigidos para la aplicación de las disposiciones que regulen el régimen aduanero para el que se declaren las mercancías podrán ser presentados en físico o puestos a disposición por medios electrónicos en la forma, condiciones y plazos que establezca la Administración Aduanera.
Y queda establecido que el declarante puede rectificar uno o más datos de la declaración aduanera hasta antes de la selección del canal de control siempre que no exista una medida preventiva, sin la aplicación de sanción alguna y de acuerdo a los requisitos establecidos en el Reglamento.
La novedad es la inclusión de aquellas declaraciones anticipadas que no han sido seleccionadas a reconocimiento físico o revisión documentaria que pueden ser rectificadas por el declarante dentro del plazo de quince (15) días calendario siguientes a la fecha del término de la descarga siempre que no exista una medida preventiva, sin la aplicación de sanción alguna y de acuerdo a los requisitos establecidos en el Reglamento.
    3.  Modificaciones en el Régimen Tributario Aduanero:
Mercancía declarada y encontrada
Los derechos arancelarios y demás impuestos se aplican respecto de la mercancía consignada en la declaración aduanera y, en caso de reconocimiento físico, sobre la mercancía encontrada, siempre que ésta sea menor a la declarada.
La norma modificatoria precisa que en caso que la mercancía encontrada por el dueño o consignatario con posterioridad al levante fuese mayor o distinta a la consignada en la declaración aduanera, a opción del importador, ésta podrá ser declarada sin ser sujeta a sanción y con el sólo pago de la deuda tributaria aduanera y los recargos que correspondan, o podrá ser reembarcada. La destinación al régimen de reembarque solo procederá dentro del plazo de treinta (30) días computados a partir de la fecha del retiro de la mercancía.
Inafectaciones de envíos postales.
Se reitera que estan inafectas del pago de los derechos arancelarios, de acuerdo con los requisitos y condiciones establecidos en el Reglamento y demás disposiciones legales que las regulan aquellos envíos postales para uso personal y exclusivo del destinatario, de acuerdo a lo establecido por su reglamento;  y se agrega que también están inafectos los envíos postales de mercancías hasta por un valor de doscientos y 00/100 dólares de los Estados Unidos de América (US$ 200,00).
Formas de extinción de sanciones administrativas
La obligación tributaria aduanera se extingue además de los supuestos señalados en el Código Tributario, por la destrucción, adjudicación, remate, entrega al sector competente, por la reexportación o exportación de la mercancía sometida a los regímenes de admisión temporal para reexportación en el mismo estado y admisión temporal para perfeccionamiento activo, así como por el legajamiento de la declaración de acuerdo a los casos previstos en el Reglamento.
La norma precisa que estas mismas formas de extinción también resultan aplicables a las sanciones administrativas que se impongan por la Autoridad Aduanera las mismas que pueden ser apelables en última instancia ante el Superintendente Nacional Adjunto de Aduanas. 
    4. Modificaciones en lo referente a la Disposición de mercancías:
Disposición de mercancías
Las mercancías en situación de abandono legal, abandono voluntario y las que hayan sido objeto de comiso serán rematadas, adjudicadas, destruidas o entregadas al sector competente, de conformidad con lo previsto en el Reglamento.
La norma modificatoria precisa que si la naturaleza o estado de conservación de las mercancías lo amerita, la Administración Aduanera podrá disponer de las mercancías en abandono legal, abandono voluntario, incautadas y las que hayan sido objeto de comiso que se encuentren con proceso administrativo o judicial en trámite. De disponerse administrativa o judicialmente la devolución de las mismas, previa resolución de la Administración Aduanera que autorice el pago, la Dirección Nacional de Tesoro Público del Ministerio de Economía y Finanzas efectuará el pago del valor de las mercancías determinado en el avalúo más los intereses legales correspondientes.
Adjudicación de mercancías en estado de emergencia
En casos de estado de emergencia, a fin de atender las necesidades de las zonas afectadas, La SUNAT dispone la adjudicación de mercancías en abandono legal o voluntario o comiso a favor de las entidades que se señalen mediante decreto supremo. La norma modificatoria precisa que si no se establece el adjudicatario, la SUNAT podrá adjudicar las mercancías a favor del INDECI, Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. Ministerio de Salud, Ministerio de Educación, Ministerio de Vivienda, Construcción o Saneamiento o programas que tengan la calidad de unidad ejecutora adscritos a los ministerios antes citados, según sus fines y funciones.
Es importante mencionar que esta forma de adjudicación por su propia naturaleza, se encuentra exceptuada del requisito de la notificación al dueño o consignatario de la mercancía que se pretende adjudicar.  Asimismo, se reitera que las entidades a las que se les haya adjudicado mercancías restringidas deben solicitar directamente al sector competente la constatación de su estado.
Entrega al sector competente
La Administración Aduanera tiene la facultad de poner a disposición del sector competente las mercancías restringidas que se encuentren en situación de abandono legal, abandono voluntario o comiso. Para lo cual, el sector competente tiene un plazo de veinte (20) días contados a partir del día siguiente de la recepción de la notificación para efectuar el retiro de las mercancías o pronunciarse sobre la modalidad de disposición de las mercancías. Vencido el citado plazo sin que el sector competente haya recogido las mercancías, o sin que haya emitido pronunciamiento, la Administración Aduanera puede disponer de las mismas en uso de sus facultades; no procediendo la entrega  al Sector Competente de aquellas mercancías que se encuentren vencidas,  en cuyo caso la Administración Aduanera procederá a su destrucción.
La norma modificatoria precisa que la entrega al sector competente de mercancías restringidas en situación de abandono legal que han sido solicitadas a destinación aduanera se efectuará previa notificación al dueño o consignatario y la entrega de mercancías restringidas en situación de abandono legal que no han sido solicitadas a destinación aduanera se efectuará previa publicación de la información de las mercancías en el portal electrónico de la SUNAT. Quedando facultado el dueño o consignatario para recuperar las mercancías si cumple con las formalidades de ley y paga la deuda tributaria aduanera y demás gastos que correspondan dentro de los cinco (05)  días hábiles siguientes a la fecha de notificación o publicación. Vencidos los citados plazos la SUNAT procederá a la entrega de las mercancías al sector competente.  
 III.  A MANERA DE CONCLUSIÓN.
Nos queda la impresión que estas modificaciones a la legislación aduanera tiene entre uno de sus objetivos principales, lograr el incremento del número de importadores que se acojan al sistema anticipado de despacho aduanero; lo cual desde todo punto de vista resulta elogiable, dado que permitirá disminuir los tiempos en el otorgamiento del levante, trayendo como consecuencia un impacto en la facilitación del comercio exterior.  
Quedan en segundo orden, el recorte del plazo otorgado a los operadores de comercio exterior para comunicar la revocatoria del Representante Legal o la conclusión del contrato con el auxiliar registrado ante la Administración Aduanera.  Así como la asignación a dichos operadores de una nueva responsabilidad, que consiste en obligarlos a someter las mercancías a control no intrusivo a su ingreso, traslado o salida del territorio nacional. Siendo necesario precisar que todas estas obligaciones en caso de incumplimiento son consideradas como infracciones aduaneras y por ende pasibles de sanción.
En cuanto a las normas modificatorias del régimen tributario aduanero, destaca la intención del legislador de cubrir aquel vacío legal respecto a la formas de extinción de las sanciones administrativas; aunque desde nuestra óptica consideramos que subsiste el debate respecto a si es la forma correcta de legislar esta materia específica, teniendo en cuenta que por su propia naturaleza jurídica las multas administrativas son distintas al tratamiento tributario que se le pretende dar.
Finalmente, en cuanto se refiere a la disposición de las mercancías en situación de abandono legal, abandono voluntario, incautación y las que hayan sido objeto de comiso que pueden ser rematadas, adjudicadas, destruidas o entregadas al sector competente por parte de la Administración Aduanera, consideramos acertadas las precisiones anotadas, por cuanto fortalecen la transparencia en el ejercicio de esta facultad y reiteran el reconocimiento al derecho de propiedad que ostenta el dueño o consignatario respecto a estas mercancías, toda vez que puede recuperarlas en caso subsane o cumpla con todas las formalidades aduaneras previstas en la ley.
 *********************************************************************************************
Mag. Javier Gustavo Oyarse Cruz. Catedrático universitario (UPC - USMP)
Publicado en Revista Mundo Logístico. Edición Perú. Año I N° 3 (Ago-Set 2012)
Share:

Publicaciones destacadas

DRAWBACK: insumos con tasa arancelaria cero

I.    Introducción. Algunos exportadores opinan que resulta innecesario declarar aquellos insumos que ingresaron a nuestro país con ta...

Entradas populares