19 agosto, 2013

Cuatro motores de la economía peruana

Introducción
Recibimos con suma preocupación el anuncio del Presidente de la República Ollanta Humala señalando que: “El mundo vive una crisis económica tremenda. La crisis ya llegó al Perú y por eso hemos tenido un bajón en el canon que afectan a las regiones”. Asimismo sostuvo que "Nosotros (el Gobierno) no tenemos arte ni parte (en este tema), creo que esto nos ha afectado a todos, el Gobierno ha dejado de recaudar más de 3.000 millones de soles, producto de la baja recaudación del sector minero. Los primeros damnificados somos nosotros".
Las opiniones del Jefe de Estado nos permite recordar que nuestro país sustenta el dinamismo de su economía fundamentalmente en cuatro motores que deben permanecer en marcha constante: Las exportaciones, Inversión Extranjera Directa, Inversión Pública en Infraestructura y consumo interno. Pasemos a analizar cada uno de estos motores tomando las cifras oficiales que publican los organismos públicos para encontrar explicaciones:
1. Exportaciones
Las exportaciones peruanas mantuvieron un ritmo constante de crecimiento cada quinquenio superando algunas dificultades económicas propias del entorno globalizado en el que se desenvuelven nuestras operaciones de comercio exterior; así tenemos por ejemplo que en el año 2004 registramos poco más de 10,000 millones de dólares y siete años después registramos cifras superiores a los 45,000 millones, lo cual es digno de resaltar para el desarrollo sostenible que pretendemos alcanzar como país. Sin embargo, los últimos dos años experimentamos una desaceleración de la economía, lo cual se evidencia en las cifras oficiales indicándonos que durante el año 2011 las exportaciones peruanas registraron 46,319 millones de dólares y al concluir el año 2012 dicha cifra se redujo ligeramente registrando tan sólo 46,200 millones de dólares. Una de las explicaciones para esta desaceleración económica la encontramos en la caída del precio de los minerales y la notoria disminución de la demanda extranjera para los productos peruanos de exportación tradicional. Es necesario redoblar esfuerzos con el apoyo de las embajadas del Perú en el extranjero para que recojan información precisa y real de las necesidades o requerimientos de bienes y servicios que registran los países vecinos. De ese modo apoyaremos a los exportadores para encontrar nuevos mercados y de paso promocionar nuestra oferta exportable para diversificarla. No podemos seguir dependiendo de los minerales que exportamos sin valor agregado cuya cotización internacional tarde o temprano va a variar; por lo que debemos estar preparados para continuar en la ola del crecimiento económico con una mayor oferta exportable de bienes y servicios.
2. Inversión Extranjera Directa
Es importante mencionar que la inversión extranjera directa constituye una de las palancas importantes para el crecimiento de nuestra economía, por cuanto genera no sólo mayor empleo sino una serie de actividades económicas conexas que hacen posible ingresar al círculo virtuoso del desarrollo sostenible. Todos los países se esfuerzan por dar señales claras a los inversionistas extranjeros de respeto irrestricto a las libertades económicas, lo cual sumado a la estabilidad política y jurídica, hará posible seguir atrayendo un mayor número de inversiones.
En ese sentido, según datos brindados por el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) se ha reportado para el año 2012 un flujo de US$ 12,240 millones de inversión extranjera directa en el Perú, monto superior en US$ 4,007 millones al importe obtenido en el año 2011,explicado principalmente por las reinversiones y los aportes de capital. Cabe indicar que, el componente aportes de capital fue el más dinámico, alcanzando la cifra de US$ 4,637 millones. Si bien para el 2013, el BCRP estima que los flujos de I.E.D. registrarán una tendencia a la baja, para el 2014 proyecta su recuperación, con un flujo de inversión de US$ 8,722 millones, lo cual significará un incremento de 14% respecto a los resultados obtenidos en el 2013.
3. Inversión Pública
Para seguir impulsando el crecimiento de la economía en nuestro país se requiere utilizar de manera prudente y racional los ingresos fiscales que actualmente tiene el Estado en sus arcas, Siendo necesario evaluar la conveniencia de modificar el estatus jurídico actual del canon minero que sólo beneficia a las pocas regiones que cuentan con los recursos mineros, dejan en total desamparo otras zonas del país que padecen necesidades básicas en materia de infraestructura, lo cual se evidencia por ejemplo con la carencia de grandes vías o carreteras para comunicar a su población y generar oportunidades de comercio.
El ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, destacó que la inversión pública ha crecido 25% en lo que va del presente año, y subrayó que es una muestra de los esfuerzos realizados por el gobierno para paliar la desaceleración de la actividad privada por la crisis internacional. "La inversión pública crece de manera importante. El dato de hoy es que el ritmo de crecimiento de la inversión pública es de 25%", informó en declaraciones a Canal N. Indicó que este incremento se explica por la ejecución de algunos proyectos de envergadura en algunos sectores como el de Transportes y Comunicaciones. Las cifras expuestas por el Ministro de Economía evidencian la preocupación del gobierno actual por la desaceleración de nuestra economía, siendo prioritario debatir la reforma del sistema actual de distribución de los aportes del canon minero para lograr la ansiada inclusión social. No basta con haber otorgado en concesión el Muelle Norte y Sur en el Puerto del Callao, se necesita mejorar también de manera inmediata la infraestructura vial y carretera que permita el ingreso y salida de los camiones que transportan carga pesada desde y hacia las distintas zonas y regiones del Perú; solo así disminuiremos los costos logísticos en importaciones y exportaciones.
4. Consumo Interno
Días después de que el presidente Ollanta Humala admitiera en su Mensaje a la Nación por Fiestas Patrias que las exportaciones peruanas ya se están viendo afectadas por la crisis económica mundial, el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, aseguró que, ante dicho escenario, el consumo interno está en capacidad de sostener el crecimiento del país. “Es posible mantener un crecimiento económico basado en el consumo interno, ya que actualmente se tiene una clase media que posee mayores ingresos”, sostuvo el jefe del mencionado ente emisor; añadiendo que “Esto se puede observar a través del incremento de las construcciones, los centros comerciales, los servicios y las manufacturas dirigidas al mercado interno, ya lo hemos visto en los últimos años, el factor que está impulsando el crecimiento ha sido el consumo y la inversión doméstica”.
Coincidimos con dicho planteamiento al comprobar el caos vehicular que se genera en la Ciudad Capital en horas punta, debido al incremento de los vehículos nuevos que han ingresado a nuestro país en los últimos cinco años, haciendo colapsar el parque automotor. Precisamente el consumo interno es alto en nuestro país, y los grandes centros comerciales se han desplazado a los conos de Lima y a los principales departamentos, registrando un incremento en las ventas de todo tipo de bienes tanto nacionales como importados.
Adicionalmente, se registra un aumento en las cifras de turismo interno en costa, sierra y selva en los días considerados como feriados largos; logrando de esa manera dinamizar aún más la economía debido gran consumo de bienes y servicios. Para seguir en esta misma ruta de crecimiento, se necesita apoyo de las fuerzas policiales y demás autoridades regionales y locales, brindando seguridad y protección a todos los turistas; así como un programa novedoso o variado para captar la atención de un mayor número de visitantes. La seguridad ciudadana también es un factor importante para que le consumo interno siga creciendo en nuestro país y generemos un clima de confianza tanto para los empresarios como para los consumidores.
A MANERA DE CONCLUSIÓN. No perdamos el tiempo buscando justificaciones o culpables de la desaceleración que experimenta la economía peruana. Llegó el momento para darnos cuenta que debemos desconectar el piloto automático que nos conducía al desarrollo y adoptemos nuevas medidas o planteamientos técnicos que inyecten mayor energía a los cuatro motores que hemos citado en estos breves comentarios.
Un aspecto importante para lograr este objetivo consiste en evaluar la conveniencia de modificar el sistema actual que venimos aplicando para asignar los ingresos fiscales recaudados por el canon minero. De modo que podamos redistribuir dichos ingresos hacia aquellas regiones del Perú que también deben formar parte de las estadísticas de inclusión social que constituyen el lema del presente Gobierno.
Finalmente, nuestro optimismo nos permite oír las voces de aquellos analistas económicos que coinciden en señalar que el próximo año se espera una recuperación de la economía mundial, lo que implicaría una mayor demanda por productos nacionales y la recuperación de las exportaciones. A lo cual podemos sumar la posible inversión extranjera directa comprometida en algunos proyectos mineros como Toromocho, ubicado en Junín, que permitirá la recuperación de las exportaciones tradicionales.
*******************************************************
Mag. Javier Oyarse Cruz. Docente de Negocios Internacionales (USMP-UPC)