24 octubre, 2013

Nuevo Régimen Aduanero Especial para el Equipaje de Viajeros

Introducción.

Quienes alguna vez hemos viajado al extranjero hemos comprobado las diferencias existentes en el tratamiento aduanero que le brindan a los viajeros al llegar a cada aeropuerto para la revisión y control de sus maletas y equipajes.
En el Aeropuerto Internacional Jorge Chavez del Callao durante muchos años estuvimos sometidos al sistema de control que consistía en entregar a la autoridad aduanera la declaración de pasajeros debidamente llenada y suscrita como requisito para presionar aquel botón que iba a decidir si abríamos o no nuestras maletas.
Evidentemente, que si resultaba encendiéndose la luz verde no había problema alguno porque teníamos autorización para abandonar rápidamente el mencionado aeropuerto y unirnos con aquel interminable abrazo de nuestros familiares que nos esperaban al llegar con sumo afecto. Pero si se prendía la luz roja, entonces las demoras en la revisión, sumado a determinadas trabas burocráticas, siempre fueron motivo de crítica y cuestionamiento por parte de los usuarios.
Con la expedición del Decreto Supremo N.° 182-2013-EF que aprueba el Reglamento del Régimen Aduanero Especial de Equipaje y Menaje de casa, la historia ha empezado a cambiar, por lo que dedicamos las siguientes líneas para analizar dichos cambios positivos que aportan a favor de la competitividad de nuestra patria.
Definiciones básicas.
Declaración Jurada de Equipaje: Documento de uso obligatorio mediante el cual el viajero declara que en su equipaje acompañado: a) no porta bienes afectos al pago de tributos o b) porta bienes afectos al pago d tributos, en cuyo caso se utilizará para la destinación aduanera que corresponda, de acuerdo a lo que establezca la SUNAT.
Declaración de Ingreso/Salida Temporal: Documento mediante el cual el viajero tramita el ingreso o salida temporal de los bienes que porta.
Equipaje: Todos los bienes nuevos o usados, que un viajero pueda razonablemente necesitar, siempre que se advierta que son para su uso o consumo, de acuerdo con el propósito y duración del viaje y que por su cantidad, naturaleza o variedad se presuma que no están destinados al comercio o industria.
Equipaje Acompañado: El que porte consigo el viajero a su ingreso o salida del país.
Equipaje No Acompañado: El que llegue o salga del país por cualquier vía o medio de transporte antes o después del ingreso o salida del viajero, amparado en documento de transporte.
Equipaje Rezagado: El que debiendo portar consigo el viajero no ha arribado con él por causas ajenas a su voluntad.
Menaje de Casa: Conjunto de muebles y enseres del hogar, nuevos o usados, de propiedad del viajero y/o su familia, en caso de unidad familiar.
Viajero: Persona que ingresa o sale del país, provista de pasaporte o documento oficial, cualquiera sea el tiempo de su permanencia o el motivo de su viaje.
Ámbito de aplicación.
Es importante mencionar que el Reglamento del Régimen Aduanero Especial de Equipaje y Menaje de casa es aplicable a los viajeros que porten pasaporte o documento oficial al ingreso o salida del país y a los tripulantes. Y se encuentran excluidos los siguientes bienes:
a) Vehículos automóviles, inclusive motocicletas, bicimotos o cuatrimotos, casas rodantes o remolques; embarcaciones de todo tipo incluyendo motos acuáticas; aeronaves; así como las partes o repuestos de todos los anteriores.
b) Semillas, plantas, animales, y sus subproductos o derivados, salvo que cuenten con autorización expresa del organismo competente.
c) Objetos de interés histórico, arqueológico, artístico y cultural de la nación, salvo que cuenten con autorización expresa del organismo competente.
d) Las armas y municiones.
e) Los de los viajeros residentes en zonas fronterizas que ocasionalmente crucen la frontera, los cuales se rigen por el destino aduanero especial de tráfico fronterizo previsto en la Ley General de Aduanas.
Obligaciones de los viajeros.
Son consideradas obligaciones de los viajeros:
a) Llenar y firmar la Declaración Jurada de Equipaje consignando la información de cada uno de los rubros, tengan o no equipaje cuyo ingreso está afecto al pago de tributos. En caso de unidad familiar podrá presentar una sola declaración, de acuerdo a lo que establezca la SUNAT.
b) Presentar la Declaración Jurada de Equipaje conjuntamente con su pasaporte o documento oficial a la Autoridad Aduanera.
c) Someter su equipaje a los controles y registros establecidos por la Autoridad Aduanera.
Obligaciones de las empresas de transporte internacional
Son consideradas obligaciones de las empresas de transporte internacional:
a) Proporcionar a los viajeros la Declaración Jurada de Equipaje antes de su arribo al país
b) Custodiar el equipaje hasta su entrega a los viajeros en los lugares habilitados para dicho efecto bajo control aduanero.
Control aduanero.
Un aspecto importante del referido Reglamento es aquel referido a la potestad que ostenta la Autoridad Aduanera, para ejercer el control de todas las personas, equipajes, menaje de casa, mercancías y medios de transportes, de conformidad con lo dispuesto en la Ley General de Aduanas.
Siendo importante relevar que también se encuentra facultada para determinar la revisión del viajero o tripulante y el reconocimiento físico de su equipaje y menaje de casa o de sus prendas de vestir y objetos de uso personal, según corresponda, de acuerdo a los procedimientos establecidos por la SUNAT. Para tal efecto, el viajero o tripulante se encuentran obligados a brindar su colaboración y la SUNAT debe facilitar los controles con instrumental tecnológico óptimo para cumplir dicho propósito.
Si en la revisión del viajero o tripulante o en el reconocimiento físico se encuentran bienes no declarados afectos al pago de tributos, o se detecta diferencia entre la cantidad o especie declarados y lo verificado por la Autoridad Aduanera, la norma obliga a su incautación.
Un aspecto que debemos subrayar es el hecho que siempre que se trate de equipaje o menaje de casa que porte consigo el viajero, podrá acogerse al pago inmediato de la deuda tributaria aduanera, recargos respectivos y de la multa establecida en la Ley General de Aduanas, quedando estipulado que con la cancelación se procede al levantamiento automático de la incautación.
La revolución de los escáners.
Con la implementación del sistema de revisión de maletas en el Aeropuerto Internacional Jorge Chavez mediante el uso masivo de los escáners, hemos dado el salto a la modernidad que demanda el entorno globalizado en el que se desenvuelven los trámites aduaneros, dejando atrás aquellos paradigmas que han creado hasta leyendas urbanas pretendiendo perjudicar la imagen de eficiencia en los servicios aduaneros.
Ahora los turistas que ingresan a nuestro país pueden recibir un tratamiento aduanero ágil luego de horas cansadas de vuelo que los obliga a aterrizar de madrugada en nuestro Aeropuerto. Concretamente, han quedado liberados de la discrecionalidad con la que se les elegía en el pasado para la revisión física de las maletas, toda vez que ahora todos los viajeros se someten a las mismas reglas de juego con un sentido de imparcialidad que brinda transparencia a la función pública.
Merece un comentario aparte lo sucedido en los Estados Unidos con los polémicos escáners usados para el control de pasajeros en los aeropuertos de Estados Unidos que están siendo retirados debido a lo explícito de las imágenes que muestran. Estos sistemas de seguridad, estuvieron funcionando en base a rayos X en los aeropuertos desde el año 2009 y permitían ver a través de la ropa de los viajeros, creando una imagen muy cercana a la figura de un cuerpo totalmente desnudo, lo cual fue motivo de enormes críticas debido a que estas máquinas invaden la privacidad y algunos expertos sostienen que la radiación que emiten dichos escáners elevan el riesgo de cáncer.
Por ello consideramos un acierto que en nuestro país se hayan implementado los equipos de escáners para la revisión de las maletas de todos los viajeros sin distinción, pero sin caer en los excesos, dado que esta buena iniciativa debe verse fortalecida con la capacitación y especialización del personal a cargo de su monitoreo para que se manténgala eficiencia y eficacia en las labores de control aduanero.
Abandono legal.
Esta institución jurídica de uso frecuente en la legislación aduanera, consiste en el simple vencimiento de los plazos establecidos en la ley para que la Administración Aduanera pueda disponer su remate, adjudicación, incineración o destrucción o entrega al sector competente. Bajo esta premisa, las mercancías se encuentran en abandono legal por el sólo mandato de la ley, sin el requisito previo de expedición de resolución administrativa, ni de notificación o aviso al dueño o consignatario.
En ese sentido tenemos que el Reglamento del Régimen Aduanero Especial de Equipaje y Menaje de casa estipula las siguientes causales de abandono legal:
a) El equipaje no acompañado y/o el menaje de casa arribado por cualquier vía, que no se solicita a destinación aduanera en el plazo de treinta (30) días calendario computados a partir del día siguiente de su arribo.
b) El equipaje y/o menaje de casa tiene Comprobante de Custodia y su destinación aduanera no se solicita en el plazo de treinta (30) días calendario computados a partir del día siguiente de su formulación.
c) El equipaje y/o el menaje de casa es solicitado a reembarque o retorno al exterior y no se realiza la operación en el plazo autorizado.
Equipaje inafecto al pago de tributos.
El Reglamento del Régimen Aduanero Especial de Equipaje y Menaje de casa ha actualizado el listado de los bienes que se encuentran inafectos al pago de tributos a su ingreso al país debido a que son considerados equipaje. Así tenemos a los siguientes:
a) Prendas de vestir y objetos de adorno personal del viajero.
b) Objetos de tocador para uso del viajero.
c) Medicamentos de uso personal del viajero.
d) Una (1) máquina rasuradora o depiladora eléctrica para uso del viajero.
e) Dos (2) aparatos electrodoméstico portátiles para el cabello y para uso del viajero.
f) Una (1) unidad o un (1) set de artículos deportivos de uso del viajero.
g) Una (01) calculadora electrónica portátil.
h) Libros, revistas y documentos impresos en general que se adviertan de uso personal del viajero.
i) Maletas, bolsas y otros envases de uso común que contengan los objetos que constituyen el equipaje del viajero.
j) Un (1) instrumento musical, siempre que sea portátil.
k) Un (1) receptor de radiodifusión, o un (1) reproductor de sonido incluso con grabador, o un (1) equipo que en su conjunto los contenga, siempre que sea portátil, con fuente de energía propia y no sea de tipo profesional.
l) Hasta un máximo en conjunto de veinte (20) de discos compactos.
m) Dos (2) cámaras fotográficas.
n) Una (1) videocámara, siempre que sea portátil, con fuente de energía propia y que no sea de tipo profesional.
o) Un (1) aparato reproductor portátil de discos digitales de video.
p) Un (1) aparato de vídeo juego electrónico doméstico portátil.
q) Dos (2) discos duros externos para computadora, cuatro (4) memorias para cámara digital, videocámara y/o videojuego, sólo si porta estos aparatos, cuatro (4) memorias USB (pen drive),y diez (10) discos digitales de vídeo o para videojuego.
r) Una (1) agenda electrónica portátil o tableta electrónica.
s) Una (1) computadora portátil, con fuente de energía propia.
t) Dos (2) teléfonos celulares.
u) Hasta veinte (20) cajetillas de cigarrillos o cincuenta (50) cigarros puros o doscientos cincuenta (250) gramos de tabaco picado o en hebras para fumar.
v) Hasta tres (3) litros de licor.
w) Los medios auxiliares y equipos necesarios para su control médico y movilización (silla de ruedas, camilla, muletas, medidores de presión arterial, de temperatura y de glucosa, entre otros) que porten consigo los viajeros impedidos o enfermos.
x) Un (1) animal doméstico vivo como mascota, el cual debe ser sometido previamente al cumplimiento de las regulaciones sanitarias correspondientes.
y) Objetos declarados que figuren en la Declaración de Salida Temporal de acuerdo a lo establecido en el artículo 23º o que se acredite que son nacionales o nacionalizados siempre que constituyan equipaje y se presuma que por su cantidad no están destinados al comercio.
z) Bienes para uso o consumo del viajero y obsequios que por su cantidad, naturaleza o variedad se presuma que no están destinados al comercio, por un valor en conjunto de US$ 500,00 (quinientos dólares de los Estados Unidos de América). En caso de artefactos eléctricos, electrónicos, herramientas, y equipos propios de la actividad, profesión u oficio del viajero, no pueden exceder de una (1) unidad por cada tipo.
El viajero debe ser mayor de dieciocho (18) años para ingresar los bienes señalados en los incisos u) y v) y mayor de siete (7) años para los bienes señalados en los incisos d), n), s) y en el caso del inciso t) solo podrá ingresar una (1) unidad.
Las inafectaciones se otorgan por cada viaje y son individuales e intransferibles.
Bienes afectos.
El ingreso de los bienes consignados en la Declaración Jurada de Equipaje que porten los viajeros con su equipaje acompañado o no acompañado, y que no se encuentren en el listado de bienes inafectos señalados anteriormente, se encuentran afectos al pago de los tributos conforme a las siguientes reglas:
a) Por los bienes considerados como equipaje, cuyo valor no exceda de US$ 1 000,00 (un mil y 00/100 dólares de los Estados Unidos de América) por viaje, un tributo único de doce por ciento (12%) sobre el valor en aduana, hasta un máximo por año calendario de US$ 3 000,00 (tres mil y 00/100 dólares de los Estados Unidos de América).
b) Por los bienes que excedan los límites establecidos en el párrafo anterior, los tributos normales a la importación.
A manera de conclusión.
El Reglamento del Régimen Aduanero Especial de Equipaje y Menaje de casa nos trae tres novedades por destacar a) la disminución del tiempo en los controles aduaneros para las maletas de los viajeros; b) la actualización del listado de bienes inafectos al pago de tributos por considerarse como parte del equipaje del viajero recogiendo los cambios que se vienen presentando en la tecnología; y c) la rebaja de la tasa única del 14% al 12% para los bienes que se encuentren afectos al pago de los tributos.
Finalmente, es oportuno precisar que el viajero siempre está obligado a llenar y suscribir su Declaración de Equipajes en los formatos aprobados por la Administración Aduanera como requisito obligatorio para someterse al control de los escáners; toda vez que dicho acto constituye uno de los pilares que sustentan la conciencia tributaria que debemos fortalecer en nuestro país, si queremos alcanzar el gran objetivo del desarrollo sostenible.
**************************************************************
Mag. Javier Oyarse Cruz. Docente Post-Grado Derecho (USMP).