17 diciembre, 2013

Radio urbano para la Administración Aduanera

    1.  Introducción.
La Administración Tributaria para notificar válidamente a un contribuyente le exige a éste que fije su domicilio fiscal desde el momento que solicita la inscripción en el Registro Único de Contribuyentes (RUC), encontrándose facultada por el Código Tributario a requerir que se fije un nuevo domicilio fiscal cuando, a su criterio, éste dificulte el ejercicio de sus funciones.
Siendo de vital importancia esta materia, pasemos a identificar la diferencia que existe entre el domicilio fiscal y el domicilio procesal. Así tenemos que:
El domicilio fiscal es el lugar fijado dentro del territorio nacional para todo efecto tributario; sin perjuicio de la facultad del sujeto obligado a inscribirse ante la Administración Tributaria de señalar expresamente un domicilio procesal en cada uno de los procedimientos regulados en el Libro Tercero del Código Tributario.[1]
El domicilio fiscal fijado por los sujetos obligados a inscribirse ante la Administración Tributaria se considera subsistente mientras su cambio no sea comunicado a ésta en la forma que establezca
El domicilio procesal es el lugar ubicado dentro del radio urbano señalado por la Administración Tributaria  que el contribuyente puede fijar sólo para los procedimientos tributarios. Así tenemos que esta opción de señalar domicilio procesal en el procedimiento de cobranza coactiva, para el caso de la SUNAT, se ejerce por única vez dentro de los tres días hábiles de notificada la Resolución de Ejecución Coactiva y está condicionada a la aceptación de aquélla, la que se regula mediante Resolución de Superintendencia.
Un aspecto importante por mencionar es el supuesto en que no sea posible realizar la notificación en el domicilio procesal fijado por el sujeto obligado a inscribirse ante la Administración Tributaria, en cuyo caso se realizará las notificaciones que correspondan en el domicilio fiscal.  
2.  Definición de Radio Urbano.
Para realizar la notificación en el domicilio procesal fijado por los contribuyentes o administrados se crea el radio urbano, delimitando de esta manera la zona o área geográfica establecida por la Administración para realizar dicho acto administrativo.
La notificación por su naturaleza e importancia debe guardar ciertas formalidades legales, toda vez que apenas surta sus efectos, genera obligaciones, beneficios y derechos; siendo imprescindible determinar su validez legal para efecto de evitar nulidades[2].
Como antecedente, debemos mencionar que el Poder Judicial ha fijado el radio urbano de las sedes judiciales de la Corte Superior de Justicia de Lima mediante Resolución Administrativa Nº 027-2012-CED-CSJLI/PJ; entendiéndose como radio urbano, a la delimitación del ámbito territorial dentro del cual, las partes que se apersonan ante un órgano jurisdiccional, se encuentran obligados a señalar sus domicilios procesales.
3.  Radio Urbano para las Intendencias de Aduana Marítima, Aérea y Postal del Callao; Intendencia Nacional de Técnica Aduanera, Intendencia Nacional de Prevención del Contrabando y Fiscalización Aduanera.
Para las dependencias de la Administración Aduanera ubicadas en el Callao, el radio urbano se inicia en la Av. Manco Capac hasta la intersección con la Av. Guardia Chalaca, hasta el cruce con la Av. Grau. Sigue hasta el cruce con la calle Paz Soldán hasta la calle Mariscal Nieto continuando hasta la Plaza Grau y regresa por la Av. Manco Capac.
Adicionalmente para las precitadas Intendencias de Aduanas se considera también el radio urbano que se inicia por la Av. Alfonso Ugarte desde el margen derecho del rio Rimac hasta su intersección con la Av. Benavides (antes Colonial) continua por ésta hasta el cruce formado por la Av. Universitaria, sigue por ésta hasta la intersección con la Av. La Marina, continúa por ésta hasta la Av. Brasil, por la que se desplaza hasta su intersección con la Av. Pérez Araníbar (antes Av. Del Ejército) por la que continua hasta la Av. José Pardo, continúa por ésta hasta el Óvalo de Miraflores por donde se desvía por la Av. Oscar R. Benavides (Diagonal) hasta su intersección con el Malecón de la Reserva; prosigue por esta hasta la Av. Armendáriz continúa hasta el cruce con la Av. Vasco Nuñez de Balboa; continúa por esta vía hasta la Av. Miraflores (antes Av. 28 de Julio); prosiguiendo por esta arteria hasta su intersección con la Av. Benavides, prosigue por ésta hasta el cruce con la Av. Panamericana Sur; continuando por esta vía hasta el  Intercambio Vial Sur de donde se desvía hasta la Av. Javier Prado Este; por lo que continúa hasta la intersección con la Av. Aviación; siguiendo por dicha arteria hasta el cruce con la Av. México siguiendo por dicha vía hasta la intersección con la Av. Andahuaylas continuando por ésta hasta su última cuadra llegando hasta el puente Balta, sigue por la margen derecha del rio Rímac hasta su intersección con el puente de la Av. Alfonso Ugarte[3].
4.  Conclusión.
La Administración Aduanera tiene fijado el radio urbano que los contribuyentes deben tomar en cuenta al momento de fijar su domicilio procesal (que generalmente corresponde a la oficina o casilla judicial del letrado que lo patrocina); el mismo que resulta aplicable para los procedimientos tributarios de cobranza coactiva, contencioso-tributario y el no contencioso donde haya sido acreditado.
En tal sentido, si el domicilio procesal es distinto al domicilio fiscal del contribuyente, las notificaciones y demás actos procesales que la Administración Aduanera efectúe en el desarrollo del procedimiento tributario, se realizará en el domicilio procesal fijado por el mencionado sujeto siempre que el mismo se encuentre ubicado dentro del radio urbano que corresponda a dicha dependencia.
Finalmente, es oportuno recordar que las notificaciones surten efectos desde el día hábil siguiente al de su recepción, entrega o depósito, según sea el caso. Por lo que en materia aduanera debe observarse la regla del plazo mínimo de las notificaciones[4] (3 días) y si fuera necesario, invocar la suspensión de plazos[5] siempre se trate de causas no imputables al administrado.  



[1] De conformidad con el artículo 11° del TUO del Código Tributario aprobado por el D.S. N° 133-2013-EF.
[2] El artículo 110° del TUO del Código Tributario faculta a la Administración Aduanera a declarar la nulidad de los actos que haya dictado o de su notificación siempre que sobre ellos no hubiere recaído resolución definitiva del Tribunal Fiscal o del Poder Judicial.
[4] Regla contenida en el artículo 207° de la Ley General de Aduanas.
[5] Previsto en el artículo 138° de la Ley General de Aduanas.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones destacadas

DRAWBACK: insumos con tasa arancelaria cero

I.    Introducción. Algunos exportadores opinan que resulta innecesario declarar aquellos insumos que ingresaron a nuestro país con ta...

Entradas populares