12 mayo, 2014

Fraccionamiento y Aplazamiento de deudas tributarias aduaneras

En casos particulares, la Administración Tributaria está facultada a conceder aplazamiento y/o fraccionamiento para el pago de la deuda tributaria al deudor tributario que lo solicite, con excepción de tributos retenidos o percibidos, siempre que dicho deudor cumpla con los requerimientos o garantías que aquélla establezca mediante Resolución de Superintendencia o norma de rango similar conforme lo estipula el artículo 36° del Texto Único Ordenado del Código Tributario[1].
Para tal efecto, la Administración Aduanera cuenta con un Procedimiento Específico INPCFA-PE.02.03 denominado “FRACCIONAMIENTO Y/O APLAZAMIENTO ART.36 CÓDIGO TRIBUTARIO”[2] mediante el cual se regulan las condiciones, requisitos y formalidades que debe cumplir el deudor para acogerse a este beneficio tributario.
En las siguientes líneas exponemos dicho procedimiento bajo el método inquisitivo:
¿Qué motiva a solicitar un fraccionamiento o aplazamiento?
La dinámica de los negocios internacionales puede generar en algunas ocasiones, etapas de iliquidez para un operador de comercio exterior, lo cual le impide realizar el pago al contado de sus deudas tributarias aduaneras, por lo que surge como alternativa para cumplir con dichas obligaciones, la posibilidad de solicitar un fraccionamiento a aplazamiento cumpliendo con los requisitos y formalidades que establece la Administración Aduanera.
¿Qué diferencia al aplazamiento del fraccionamiento?
Para encontrar una diferencia precisa, recurrimos al Instituto Pacífico[3], así tenemos que “el aplazamiento significa diferir por un tiempo el pago de la deuda tributaria a diferencia del fraccionamiento, que permite pagar en partes la deuda tributaria, y también se puede dar tanto el aplazamiento como el fraccionamiento de manera conjunta”
¿Quiénes se pueden acoger al aplazamiento o fraccionamiento?
Los sujetos al presente beneficio serán los deudores tributarios, ya sean personas naturales o jurídicas a las que se les haya determinado deudas tributarias en moneda nacional o extranjera, cuya recaudación esté a cargo de ADUANAS; así como, el tercero que podrá acogerse si acredita su legítimo interés económico.
¿Dónde se presentan las solicitudes para este beneficio tributario?
Las Solicitudes de Aplazamiento y/o Fraccionamiento se pueden presentar por cualquier Intendencia de Aduana cercana al domicilio actual del deudor. Las solicitudes pueden contener una o varias deudas originadas en una misma Intendencia de Aduana, sin embargo el fraccionamiento se otorgará individualmente por cada deuda. El fraccionamiento de una deuda, no significa bajo ninguna circunstancia novación de la obligación tributaria aduanera.[4]
¿Cuáles son las deudas tributarias que pueden acogerse a este beneficio?
En principio debemos precisar que se considera deuda tributaria, el monto resultante de la suma de los derechos arancelarios y demás tributos, multas tributarias e intereses moratorios y/o compensatorios; así como recargos en caso que hubiesen sido devengados.
De manera que se puede acoger a este beneficio tributario la deuda tributaria que está constituida por los derechos arancelarios y demás tributos, y cuando corresponda, por las multas e intereses, así como por el monto abonado indebidamente o en exceso por el acogimiento a la restitución de derechos arancelario.
¿Qué tipo de deudas no se pueden acoger al aplazamiento o fraccionamiento?
a)Deudas provenientes de la pérdida de un Aplazamiento y/o Fraccionamiento particular.
b)Deudas provenientes de un fraccionamiento general o particular vigente.
c)Las costas generadas en el procedimiento de cobranza coactiva.
d)Las deudas liquidadas en las Declaraciones Únicas de Importación con una antigüedad menor a seis meses, contados a partir del día siguiente de su numeración.
e)Deudas respecto de las cuales el solicitante haya realizado libramiento indebido de cheques.
f)Resoluciones de Determinación, Resoluciones de Multa y Cargos, con una antigüedad menor a dos (02) meses computados desde la fecha de su exigibilidad para el pago.
¿Se puede acogerse al fraccionamiento o aplazamiento las deudas originadas dentro del Drawback?
A partir de la entrada en vigencia de la Resolución de Superintendencia Nacional Adjunta de Aduanas N° 000172-2014-SUNAT/A (desde el 08 de mayo de 2014), se ha eliminado la restricción o prohibición expresa que existía para que se puedan acoger al aplazamiento o fraccionamiento aquellas Liquidaciones de Cobranza que contengan deudas tributarias derivadas del acogimiento indebido al procedimiento de restitución simplificado de derechos arancelarios. Por lo tanto recién está permitido que este tipo de deudas se puedan acoger al precitado beneficio tributario previo cumplimiento de las formalidades previstas en el Procedimiento Específico INPCFA-PE.02.03.
¿Cuáles son los plazos y garantías aplicables a este beneficio tributario?
El número de meses aplicable al pago de la deuda materia de fraccionamiento lo determina individualmente la autoridad aduanera por cada solicitud de fraccionamiento en función al importe de la deuda.  Teniendo en cuenta los siguientes parámetros:
DEUDA EN UIT              MESES         GARANTÍA
Hasta 15                             Hasta 36         Sin garantía
Más de 15 hasta 35          Hasta 48         Sin garantía
Más de 35 hasta 50         Hasta 60         Sin garantía
Más de 50 hasta 100       Hasta 72         Sin garantía
Más de 100                       Hasta 72         Con garantía
Las solicitudes de fraccionamiento presentadas por un mismo deudor tributario cuyas deudas superen el valor de 100 UIT deben estar garantizadas por el exceso.
¿Qué tipos de garantías se aceptan en el aplazamiento y fraccionamiento tributario?
a)CARTA FIANZA BANCARIA otorgada a favor de SUNAT.
b)PÓLIZA DE CAUCIÓN la que tendrá los mismos requisitos de la Carta Fianza Bancaria
c)Primera y preferente HIPOTECA, otorgada por el deudor o un tercero que sea propietario del inmueble, debiendo ser el valor de tasación del bien inmueble dado en garantía, mayor en un 50% al monto que exceda las 100 UIT.
d)Primera y preferente PRENDA CON ENTREGA JURÍDICA, otorgada por el deudor o un tercero que sea propietario del bien mueble, debiendo ser el valor de tasación del referido bien dado en garantía, mayor en un 50% al monto que exceda las 100 UIT.
e)CERTIFICADO BANCARIO EN MONEDA EXTRANJERA emitido al portador y entregado en custodia a la Administración Aduanera. Debiendo mantenerse vigente durante el período del fraccionamiento.
¿Se pueden garantizar las deudas originadas durante el despacho aduanero de importación para el consumo?
No existe prohibición para este tipo de deudas, pero si una restricción en cuanto al plazo y requisitos. Así tenemos que los deudores que tengan deudas liquidadas en las Declaraciones Únicas de Importación con una antigüedad mayor a seis (06) meses y manifiesten su voluntad de acogerse al mencionado fraccionamiento, deben presentar carta fianza bancaria por el monto total de la deuda a fraccionar.
¿Cuáles son las disposiciones aduaneras respecto a las cuotas o intereses de fraccionamiento?
a)Todas las cuotas del fraccionamiento vencerán el último día hábil de cada mes.
b)La tasa de interés por el fraccionamiento de la deuda tributaria será el 80% de la TIM, la misma que se aplicará al rebatir sobre los saldos de la deuda al momento del pago de cada cuota.
c)La tasa de interés aplicable para el período de aplazamiento será el 80% de la TIM. En caso que el aplazamiento se solicite al inicio del fraccionamiento, el interés generado se pagará en la primera cuota del fraccionamiento aprobado.
d)El pago de las cuotas del fraccionamiento serán cancelados de acuerdo al cronograma de pagos. Dichos pagos se realizará en efectivo, cheque de gerencia o certificado en las Entidades Bancarias Autorizadas.
e)Las cuotas canceladas con fecha posterior a su vencimiento están sujetas a la Tasa de Interés Moratorio (TIM) por pago extemporáneo, la cual se aplicará al monto de la cuota vencida por el número de días transcurridos.
f)Para efectos de la cancelación de la deuda conforme al cronograma de pagos, cada cuota cancelada dentro del fraccionamiento se imputará de acuerdo al artículo 31º del Código Tributario.
g)Una vez cancelada la última cuota, el Módulo del SIGAD automáticamente dará por cancelada la deuda tributaria.
¿Cómo se cubre el vacío legal en caso el Procedimiento Específico INPCFA-PE.02.03 no haya regulado algún aspecto invocado por el operador de comercio exterior?
En lo no previsto en el mencionado procedimiento aduanero se deben aplicar supletoriamente las disposiciones del Reglamento de Aplazamiento y/o Fraccionamiento de la deuda tributaria, aprobado por Resolución de Superintendencia No. 199-2004/SUNAT y normas modificatorias[5]


[1] Aprobado mediante Decreto Supremo N° 133-2013-EF.
[2] Aprobado mediante Resolución de Superintendencia Nacional de Aduanas N° 000899-1999 y modificatorias.
[3] Instituto Pacífico “CÓDIGO TRIBUTARIO Doctrina y comentarios” Pacífico Editores. Pág. 315.
[4] La novación no es considerada una causal de extinción de la obligación tributaria. El Código Civil en sus artículos 1277° y siguientes señalan que la novación es considerada como la modificación o extinción de una obligación jurídica o transmisión por parte de otra obligación posterior. Si extingue una obligación, es denominada novación propia o extintiva, si modifica esencialmente la obligación preexistente, se la denomina novación impropia o modificativa.
[5] Publicado el 28.08.2004 y vigente a partir del 01.09.2004