12 septiembre, 2014

De la ENA al IAT

La Escuela de Capacitación Aduanera creada por Resolución Suprema del 28 de Marzo de 1957 desde su fundación fue creada para realizar labores de capacitación de los servidores públicos que formaban parte de la Administración Aduanera. Durante sus primeros años fue brindando los servicios educativos también a otras entidades como la Policía Nacional de Perú, Ministerio de Economía y Finanzas, Poder Judicial, Ministerio Público y demás entidades vinculadas con el quehacer aduanero.
Dicha Escuela fue respaldada por el Proyecto de Cooperación Técnica suscrito con la República Federal de Alemania (1983), el cual consistió en el establecimiento de líneas educativas definidas (Reglamento de capacitación), formación de profesores en temas aduaneros (como docentes estables), preparación del personal para el manejo administrativo, organizacional y de planeamiento educativo de la Escuela mediante cursos de especialización en técnicas aduaneras y el equipamiento de un moderno local propio ubicado en el Distrito de San Isidro – Lima[1].
En los noventas con la certificación lograda por ADUANAS a la Norma ISO 9002, fue necesario reforzar la capacitación aduanera, y dentro de ese contexto los países miembros de la Comunidad Andina la declaran sede de la Escuela Andina de Capacitación Aduanera. Asimismo, a mediados del año 1991 se suscribió el Proyecto de Cooperación Técnica de Costos Compartidos entre ADUANAS y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD (PER/91/012). Este proyecto estuvo orientado fundamentalmente al apoyo en el proceso de reestructuración aduanera, buscando que ADUANAS se beneficie en el aspecto técnico de equipamiento y con el concurso de asesores extranjeros y nacionales.
Cabe destacar la firma del Convenio de Cooperación Técnica sustentado en el Proyecto 665/OC-PE con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que permitió desde el año 1992 a 1994 entre otros aspectos, perfeccionar los sistemas de selección, evaluación y promoción del personal aduanero y actualizar sus planes de estudio y formación.  Es así que durante dicho periodo la Escuela Nacional de Aduanas se encargó de capacitar al nuevo personal que iba a formar parte de la Administración Aduanera previo riguroso concurso público que permitía seleccionar a los profesionales recién egresados de las universidades con grados de bachiller o titulados para que participen en los Cursos anuales de Especialistas de Aduanas y Oficiales de Aduanas, respectivamente.[2]
En el año 2001 como consecuencia de la fusión entre SUNAT y ADUANAS la Escuela pasó a denominarse Instituto de Administración Tributaria y Aduanera (IATA) ejecutando los planes de capacitación interna  del personal que ya se encontraba laborando en ambas entidades; así como desarrollando los cursos externos de Agentes de Aduana y Auxiliares de Despacho Aduanero.
En cumplimiento a la Ley del Fortalecimiento de la SUNAT – Ley N° 29816 cambia su denominación a Instituto de Desarrollo Tributario y Aduanero (INDESTA), entidad educativa que empezó a recobrar vitalidad en el campo educativo llegando a autodenominarse como “La Universidad Corporativa de la SUNAT”, para lo cual crearon su logo propio y modificaron la estructura organizativa. Pero tuvo poco tiempo de funcionamiento como tal, debido a que se suscitaron hechos irregulares en el aspecto administrativo que obligaron a la SUNAT a declarar su reorganización por 180 días mediante la Resolución de Superintendencia N° 212-2012-SUNAT.
Actualmente, la Escuela se denomina Instituto Aduanero y Tributario (IAT) y es un órgano dependiente de la Superintendencia Nacional, encargado de realizar los cursos que se requieran para el ingreso del personal a la SUNAT, así como de aquellos referidos a la formación, capacitación y especialización del personal de dicha Institución.
Las medidas de reorganización que el nuevo jefe del Instituto Aduanero y Tributario (IAT) con el equipo de trabajo creado para el proceso de reorganización consisten en:
   a)Realizar un diagnóstico del IAT que incluya los procesos, los recursos humanos y materiales; así como sus funciones y estructura.
  b)Formular una propuesta de modificación de las disposiciones del Reglamento de Organización y Funciones vinculada con el IAT para su aprobación por el Superintendente Nacional.
  c)Gestionar la aprobación de los documentos de gestión que se requieren para la implementación de la nueva estructura orgánica del IAT.
   d)Plantear e implementar durante el plazo de 180 días hábiles, un nuevo diseño de los procesos a cargo del IAT a fin que garanticen la calidad y oportunidad de la capacitación, el adecuado uso de los recursos, la transparencia de la gestión y el estricto seguimiento y control de la ejecución de los referidos procesos.[3]
En este escenario de incertidumbre respecto al futuro del Instituto Aduanero y Tributario reposa una gran responsabilidad en el Comité Consultivo de Capacitación, toda vez que se trata del organismo encargado de opinar sobre aspectos tales como la priorización y alineamiento de las estrategias, políticas, sistemas y planes de capacitación con los objetivos institucionales de la SUNAT.
La breve historia que compartimos con nuestros lectores respecto a los orígenes de la Escuela Nacional de Aduanas (ENA) hasta llegar al Instituto Aduanero y Tributario (IAT), nos invita a reflexionar respecto a la necesidad de contar con una entidad educativa de primer nivel que congregue a las mentes más lúcidas de la Administración Tributaria para brindar servicios de capacitación a la comunidad.
Consideramos que es tan importante la capacitación a nivel interna que el IAT debe ofrecer a los servidores públicos, como los cursos de formación o actualización que debe continuar brindando a los operadores de comercio exterior (Agentes de Aduana, Auxiliares de Despacho, Agentes de Carga Internacional, Transportistas, Almacenes Aduaneros, etc); asi como a los estudiantes universitarios y público en general.
De la ENA al IAT se han producido grandes cambios en los negocios internacionales, el comercio exterior y la gestión aduanera debido a que nuestra patria participa activamente en los procesos de integración económica generando un entorno cada vez más globalizado y competitivo.  Por lo que se requiere de una entidad educativa con infraestructura moderna y personal altamente profesional y técnico que permita recuperar aquel rol preponderante en la capacitación y la investigación académica, brindando un mejor servicio educativo dentro y fuera de las instalaciones de la Administración Tributaria.
-------------------------------------------------------------------------------------------------- 


[1] Dicho local ubicado en la Av. Javier Prado Oeste  N° 1440. San Isidro. Lima actualmente es la sede del Ministerio del Ambiente.
[2] Reconocemos la calidad del servicio educativo brindado por la Escuela Nacional de Aduanas al suscrito en el III Curso de Especialistas en Aduanas que duró 948 horas didácticas y 504 horas de práctica profesional contando con docentes nacionales y extranjeros de primer nivel.
[3] Medidas de reorganización dispuestas en el artículo 3° de la Resolución de Superintendencia N° 212-20147SUNAT publicado en el Diario Oficial El Peruano el día 03 de Julio de 2014.
Share:

Publicaciones destacadas

DRAWBACK: insumos con tasa arancelaria cero

I.    Introducción. Algunos exportadores opinan que resulta innecesario declarar aquellos insumos que ingresaron a nuestro país con ta...

Entradas populares